Kyudo, el camino del arco

RV189

Minamoto Yoshiie

La práctica del kyudo, o arco tradicional japonés, es un camino de perfección en el que, tomando como objeto el desarrollo de la pericia técnica de tirar y acertar, se cultivan herramientas meditativas básicas, especialmente la atención y concentración mental pero también la aceptación, la paciencia, la compasión, la ecuanimidad y la resiliencia. Todo un reto magníficamente expuesto por Belén Pérez desde su propia y profunda experiencia.

José Antonio Giménez Mas

Cuando el corazón se apodera del tiro

Por Belén Pérez
Renshi 6º dan de nihon kyudo por la All Japan Budo Federation,
Seibukan Academy, National Budo Governing Body of Japan.
5º dan de kyudo por la All Nippon Kyudo Federation (ANKF)
http://www.kyudo-spain.com Sigue leyendo

Anuncios

LA MÚSICA DEL SAMURÁI

Comparto aquí esta muy interesante entrada que no es más que una muestra de un blog lleno de interesantes propuestas que me propongo seguir de cerca y que no dudo en recomendar.

JAPAN´S EYE

Flautista. Utagawa Kuniyoshi (Fuente: Wikimedia Commons) Flautista. Utagawa Kuniyoshi (Fuente: Wikimedia Commons)

La imagen que generalmente se tiene del samurái, fomentada por el cine y los medios de comunicación social, es la de un hombre duro, insensible, que aunque siempre actuase movido por un estricto código de honor, podía ser muy cruel. Afortunadamente el estudio con mayor o menos profundidad de la cultura del bushido[1] que se nos pone a disposición a través de libros clásicos como el Libro de los Cinco Anillos de Miyamoto Mushashi o Hagakure y numerosos tratados, nos permite saber que los samurái, además de guerrear, también se divertían. Y cómo no, escuchaban música.

Hay que empezar diciendo que al igual que sucedió en otras culturas, la música entró en el Japón de la mano del animismo y de la religión. Los primeros cánticos y danzas de carácter propiciatorio en pos de buenas cosechas o para congraciarse con los…

Ver la entrada original 2.528 palabras más

El telón de los Qing

dsc_0296b

de la exposición “China en Fraga (Huesca)”

El conjunto de grabados xilográficos de la dinastía Qing han tirado de mi curiosidad, post after post, más allá de lo que me suponía y mucho menos de lo que tal vez merecen. El viejo y deteriorado papel que los soporta, velo tupido de insinuada transparencia, agita el deseo, el ansia por desvelar. Sigue leyendo

Yong Zheng – Qiang Long – Jia Qing

Yongzheng

Yongzheng

A pesar de sus indiscutibles cualidades y de haber disfrutado de un largo y glorioso reinado, Kang Xi fue posponiendo la cuestión sucesoria, año tras año, sin que nunca encontrara el momento propicio. Fue en su lecho de muerte, deprisa y corriendo, cuando se decantó, dice la historia oficial, a favor del cuarto de sus hijos, el que habría de reinar con el nombre de Yong Zheng. Su reinado comenzó bajo la sospecha de que había sido una decisión impuesta; su legitimidad fue cuestionada. Sigue leyendo

De Shun Zhi a Kang Xi

Shun Zhi

Shun Zhi

A los siete años de edad, Shun Zhi 順治, el tercer emperador Qing de Manchuria, era entronizado en Pekín, en la mismísima Ciudad Prohibida que la dinastía Ming se había construido. Su tío, el fiel y leal Dorgon (decimocuarto hijo de Nurhaci) que había asumido la regencia, respondió a la llamada del general de los Ming, Wu Sangui, comandante de las tropas del Norte, y capitaneó las tropas manchúes hasta Pekín en donde entraron sin apenas resistencia. Sigue leyendo

Nurhaci – Hung Taiji – Shun Zhi

Son los tres primeros emperadores de la dinastía Qing pero sólo el tercero fue emperador en China. A Shun Zhi le cupo el privilegio de ser el primero en ocupar el codiciado trono de la Ciudad Prohibida, en Pekín, tras el desesperado suicidio del último emperador de los Ming. Lo hizo a la tierna edad de siete años, bajo la regencia de su tío Dorgon y sin derramamiento de sangre. Sigue leyendo